Logotipo de Anabad. Acceso a la página de inicio.
jueves, 25 de mayo de 2017

HISPAN-EU

HISPAN-EU

Universidad Complutense de MadridMinisterio de CulturaEl nacimiento de la Unión Europa da respuesta a la necesidad que los países de la Europa continental sentían después de la Segunda Guerra Mundial intentado encontrar mecanismos de seguridad, solidaridad y, en definitiva, en la búsqueda de una paz duradera que impidiera, a las generaciones siguientes, volver a realizar los mismos errores que tanto daño hicieron a la Humanidad.

 

Reconstruir las ciudades y la vida de las personas fue uno de los objetivos primordiales, de ahí que fueran los acuerdos económicos los que fundamentaron los Tratados fundacionales de la actual Unión Europa .

 

En 1951 se firmo el Tratado de Paris, constitutivo del la Comunidad Europea del Carbón y del Acero o CECA, cuyos países firmantes fueron: Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Italia y los Países Bajos y su objeto era regular los sectores del carbón y del acero de los paises miembros. Su primer presidente, Jean Monnet, propuso que las empresas del carbón y del acero de Alemania y Francia quedaran bajo la jurisdicción de una única entidad que supervisara su desarrollo, medida que fue incorporada al Plan Schuman, (http://ec.europa.eu/avservices/audio/discours/schuman.mp3), puesto en marcha en 1950. El acero y el carbón eran materias primas esenciales para la industria de los años cincuenta.

 

En 1957 se firmó el tratado de Roma que constituyo a la Comunidad Económica Europea, cuyos estados firmantes fueron: Francia, Italia, Alemania (por ese entonces, sólo la República Federal Alemana, no la República Democrática Alemana) y los tres países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo), donde la regulación de la agricultura y los aranceles comerciales jugaron un papel fundamental.

 

En 1957, también en Roma, se constituyo el Tratado por el que nace la Comunidad Europea de la Energía Atómica o (EURATOM) firmado junto con el tratado que daba origen a la Comunidad Económica Europea (CEE). Su objetivo es el desarrollo de una industria propia nuclear europea mediante la creación de un mercado común de equipos y materiales nucleares, así como el establecimiento de unas normas básicas en materia de seguridad y protección de la población. Fue firmado por los seis países fundadores de la Comunidad del Carbón y del Acero (CECA) y de la Comunidad Económica Europea (CEE) (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos), entró en vigor el 1 de enero de 1958 y es el único tratado fundacional que siguen en vigor, en estos momentos.

 

Esta unión de estados, alejándose del modelo federalista norteamericano, cristalizó en la formación de la actual Unión Europea pasando por el Tratado de la Unión Europea (TUE), conocido también como Tratado de Maastricht por haber sido firmado el 13 de diciembre de 1994 en la localidad holandesa que lleva dicho nombre, que modifica los Tratados fundacionales y constituye un paso crucial en el proceso de integración europeo, pues se sobrepasaba por primera vez el objetivo económico inicial de las Comunidades y se le da una vocación de carácter político. Con este Tratado se crea la Unión Europea, que engloba en sí las tres Comunidades Europeas anteriores, aunque con modificaciones sustanciales sobre todo de la Comunidad Económica Europea, que pasa a llamarse Comunidad Europea. En ellas se adoptan dos sistemas de cooperación intergubernamental: la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) y la cooperación en Asuntos de Interior y de Justicia. Es también el Tratado por el que se anuncia la introducción del euro. Este tratado se modifico por el Tratado de Ámsterdam que alteró la estructura política de la Unión, debido a la ampliación prevista para otros estados. De esta manera se pretende con construir la Europa de los ciudadanos. El su artículo A se establece que : “el presente tratado constituye una nueva etapa en el proceso creador de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa, en la cual las decisiones serán tomadas en la forma más próxima posible a los ciudadanos”.

 

Sin embargo, es en 2004 cuando se firma el llamado Tratado por el que se establece una Constitución para Europa (TCE), en Roma por los jefes de gobierno de los países que forman la Unión Europea a 29 de octubre de 2004. Este nuevo documento (conocido técnicamente como "Tratado constitucional") reemplazaría dichos tratados y sería similar a la constitución de un país.

 

El 12 de enero de 2005, el Parlamento Europeo aprobó una resolución por 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones, en la que recomendó a los Estados miembros que ratificaran la Constitución. En algunos países, el tratado fue sometido a referéndum que tuvo resultados distintos y mientras en España los electores lo aprobaron con una baja participación (44%) en Francia y Holanda con una alta participación (69 y 63%, respectivamente) fue rechazado, lo que provocó una crisis institucional europea que aun se esta intentado solucionar, a la fecha de hoy.

 

Son estos dos últimos tratados los que incluyen el aspecto humano y cultural como eje fundamental del proceso unificador europeo. Este reconocimiento oficial a la dimensión cultural de la integración europea se comprueba en la atribución de ciertas competencias (bastante reducidas) de acción cultural a la Comunidad Europea, en su artículo 128 (hoy 151) del Tratado. Según eso, la Comunidad Europea debe impulsar las culturas de los Estados miembros, teniendo especial cuidado en preservar la diversidad, pero poniendo también de manifiesto el "patrimonio cultural común".

 

La diversidad cultural de la Unión Europea (UE) se refleja de manera especial en las diferentes lenguas de los estados miembros. El estudio de las lenguas europeas, su desarrollo histórico, sus condicionantes sociolingüísticos y otros aspectos constituyen en sí mismo un campo de conocimiento denominado a veces eurolingüística.

 

Las diferencias culturales entre las regiones que conforman la UE, sumadas a las tradiciones culturales que "importan" los inmigrantes procedentes de fuera de la unión, la han dotado de un carácter multicultural que no deja de diversificarse.

 

La historia en común de los países favorecen las transferencias culturales entre ellos.

 

España, ha sido un país importante en la formación de la cultura europea por varios motivos:

 

  • Por su situación geográfica estratégica para el comercio marino, militar y su clima ha sido el crisol de fusión de multitudes de culturas a lo largo de los siglos, pero también lugar de supervivencia de las raíces culturales europeas de países que tuvieron una historia común con España, es el caso de Holanda, Alemania, Francia, etc.
  • El papel internacional de España en el siglo XVI, con el descubrimiento del Nuevo Continente, la unificación de los reinos de la Península, las expulsiones de judíos y jesuitas que los Reyes Católicos produciendo una diáspora de intelectuales y profesionales que se trasladaron a otros países europeos, formando, por ejemplo, la escuela de cartografía de Holanda. El reinado de figuras como Carlos I de España y V de Alemania unió lugares europeos tan diferentes. Las uniones políticas entre España y Portugal y la vida común que Francia y España vivieron bajo el mandato Napoleónico.
  • Por la gran emigración española hacia Alemania y otros países dando apoyo a la recuperación económica de estos países y el actual turismo europeo que disfrutan del clima, las playas y del turismo cultural, ecológico o gastronómico.
  • El actual interés académico de los jóvenes que desean aprender el castellano, en su formación curricular o profesional, como lengua española que ocupa, probablemente, el segundo lugar como lengua con mas personas que la tienen como primera o segunda lengua propia, alcanzado los 500 millones de hablantes. (http://es.wikipedia.org/wiki/Castellano#cite_note-16 )

 

El objeto de esta investigación ha sido precisar y difundir el papel y la influencia que la cultura española ha desempeñado en la conformación de la cultura europea a través del conocimiento de las fuentes existentes y cómo se proyecta en la formación de la actual sociedad europea y latinoamericana.

 

Para ello se propone la búsqueda y selección de los resultados que se obtengan de la ecuaciones de búsqueda que incluyan los siguientes términos, por entenderlos como más significativos en la investigación:

 

  1. Cultura europea. Concepciones. Bases políticas
  2. Sociedad europea. Concepciones. Bases políticas y culturales
  3. Influencia de la cultura española en Europa
  4. Multiculturalidad en Europa. Concepciones
  5. Influencia del arte español en Europa
  6. Influencia de la literatura española en Europa
  7. Influencia de la lengua española en Europa
  8. Instituciones docentes y académicas de difusión de la cultura española en Europa (academias, departamentos universitarios, actividades del Instituto Cervantes)
  9. Documentación española en archivos, bibliotecas, centros de documentación, bases de datos, museos, etc. Europeos
  10. Tradiciones, folklore, música, etc españoles en Europa
  11. Hispanistas europeos
    Los frutos obtenidos de las búsquedas realizadas los ha proporcionado términos muy consolidados como “hispanista” que se utiliza para designar al estudioso o investigador de aspectos de la cultura, historia, lengua, etc de nuestro país. Ese término facilita mucho la obtención de resultados adecuados. El resto de los resultados obtenidos proceden de ecuaciones de búsqueda de los restantes términos sobre catálogos de instituciones públicas, o motores de búsqueda como Google books o la Biblioteca Europeana.

 

Capítulo aparte forma la investigación sobre las Tradiciones y fiestas. La estructura de los recursos presentan una forma diferente a la del resto de las categorías clasificatorias de la investigación y viene a poner de manifiesto no solo aquellas tradiciones españolas mas influyentes como pueden ser los encierros y corridas de toros, o el Camino de Santiago (declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad e Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa, recibiendo el título honorífico de Calle mayor de Europa. Otros Itinerarios culturales europeos en España son el Legado de Al-Andalus (1997) y el Camino de la Lengua Castellana y su Expansión por el Mediterráneo: las Rutas de los Sefardíes (2002) y en 2007 se unió la Ruta de Don Quijote, nacida en la conmemoración del IV Centenario de la publicación de El Quijote) sino destacar las similitudes que consideramos puramente españolas se realizan en otro países europeos, como es el caso de las fiestas levantinas de “moros y cristianos” o el “Entroido” gallego.

 

Todos los resultados obtenidos ponen de manifiesto la enorme transferencia cultural entre España y el resto de los países europeos y americanos, que tanto han influido en la formación de la Unión Europea, y la interculturalidad existente a lo largo de la Historia y ha permitido cristalizar el ambicioso proyecto de la unificación europea, donde el eje franco-alemán ha sido el impulsor de toda la política exterior de la Unión Europea pero ha visto en España una oportunidad estratégica dada su íntima relación con los países americanos de habla hispana.

 

Televisión europea-euronews

 

No hay artículos en esta categoría. Si se muestran las subcategorías en esta página, puede que contengan artículos.

Subcategorías

  • Quienes Somos

    DIRECTORES DEL PROYECTO

    Dr. José López Yepes
    Catedrático de Documentación. Facultad de Ciencias de la Información. Universidad Complutense de Madrid.
    Departamento de Biblioteconomía y Documentación. Profesorado. UCM

    Dra. Angélica Sara Zapatero Lourinho

    Profesor Asociado del Departamento de Documentación. Facultad de Ciencias de la Información. Universidad Complutense de Madrid.

    INVESTIGADORES

    • Dra. Mª Teresa Fernández Bajón
      Vicedecana de Doctorado y Publicaciones. Profesor Titular de la Facultad de Ciencias de la Documentación de la Universidad Complutense de Madrid. Doctora en Ciencias de la Información y Licenciada en Historia, especialidad en Arte.
      Facultad de Ciencias de la Documentación. Organización. UCM
    • D. Amin Beik
      Magíster en Biblioteconomía y Ciencias de la Información, Universidad de Borås, Suecia. Director de la Bodasbibliotek del CP Bodaskolan, Brämhult, Suecia. Autor de los libros titulados “Våra gemensamma högtider”, publicado por el Instituto del Inmigrante en Borås (Suecia).
      The Inmigrant Institute
    • D. José Carlos Bragado Alfageme
      Licenciado en Derecho, Universidad de Deusto y Licenciado en Ciencias Empresariales por la Escuela Superior de Administración de Empresas-ICADE.
      Scientific Commons: José Carlos Bragado Alfageme
  • Otros recursos

    Listado completo de otros recursos.

     

feed-image RSS
© 2002-2011 Anabad. Todos los derechos reservados.
XHTML | CSS | WAI-AA
Logotipo decorativo de Anabad C/ de las Huertas, 37, bajo dcha. 28014 Madrid
Tel. +34 91 5751727 · Fax +34 91 5781615
E-mail. anabad@anabad.org